preloader

Facebook

twitter

instagram

¿Por qué salta el diferencial? - electroblancas

¿Por qué salta el diferencial?

30 noviembre 2018

Es habitual en algunas viviendas, sobre todo aquellas más antiguas, que salte el diferencial y se vaya la luz. Aunque podemos ir al cuadro eléctrico y volver a levantar el interruptor del diferencial es una molestia importante ya que nos interrumpe en lo que estemos haciendo, podemos perder la información que estemos editando en ese momento en el ordenador o desconecta la calefacción por la noche y nos encontramos que la casa está fría y no funciona nada cuando nos despertamos. En el caso peor, un gran número de interrupciones puede provocar que algún aparato de la casa se estropee.

Antes de nada comentar que un interruptor diferencial es un elemento eléctrico destinado a proteger a las personas ante contactos eléctricos y también, de paso protege de derivaciones de una cierta potencia. Funciona detectando corrientes que se derivan al exterior del circuito eléctrico como cuando una persona toca un cable eléctrico o un cable no esta bien aislado y deriva parte de la electricidad a tierra.

Tiene una palanca similar a cualquier otro interruptor automático pero además siempre tiene un pulsador para comprobar el correcto funcionamiento del aparato, en este caso, el botón amarillo. Si pulsamos el botón y el diferencial se dispara significa que funciona correctamente. Es importante recordar que un diferencial se debe probar regularmente para comprobar que sigue operativo. La recomendación es que se haga cada mes. Si no conseguimos dicha periodicidad, debemos asegurarnos de que al menos se prueba un par de veces al año.

Los saltos intempestivos de este elemento pueden producirse por tres motivos principales:

– El diferencial no funciona correctamente

– Existe una derivación en algún punto de la instalación eléctrica que hace que salte (realmente, para este caso, el diferencial cumple con su función correctamente)

– Que haya en la vivienda algún aparato que introduzca armónicos de alta frecuencia en el circuito eléctrico

– Veremos cada uno de estos casos a contimuación.

Caso 1: el diferencial está estropeado

En el primer caso es posible comprobar el correcto funcionamiento del dispositivo mediante una aparato analizador de interruptores diferenciales, que está incluido dentro del equipo obligatorio del electricista. Este aparato mide la sensibilidad del elemento ante diferencias de intensidad de corriente y comprueba su correcto funcionamiento. Suele ser el caso más común si el diferencial es antiguo lo que es el caso de muchas viviendas construidas antes del año 2000. Si el motivo es un funcionamiento incorrecto del diferencial la solución obviamente es cambiar el diferencial por uno nuevo. Como es lógico, es necesario cambiar el diferencial por uno con las mismas características.

Como no todo el mundo tiene el equipo de comprobación, lo habitual es que ante una disparo continuado del dispositivo pues lo primero que hagamos sea cambiarlo. Si se sigue saltando entonces habrá que comprobar las siguientes posibilidades.

Caso 2: existe una derivación en algún punto del circuito eléctrico

En el segundo caso, el motivo del salto del diferencial es debido a una derivación. Una derivación ocurre cuando algún cable de la eléctrico de la vivienda está mal aislado o está en contacto con algún elemento ajeno a la instalación eléctrica o, también, puede ocurrir en cualquier aparato eléctrico que este conectado, especialmente en aquellos que están conectados a tierra, es decir, que tienen un enchufe con toma de tierra, tipo schuko (los enchufes habituales que tiene dos conectores metálicos que sobresalen del lateral de la toma de corriente).

Si la derivación se encuentra en el cableado de la vivienda, suele estar más habitualmente en lugares húmedos como el baño o la cocina. En estos casos, el cable es antiguo y el aislamiento del cable (la parte de plástico o tela, en los cables más antiguos) está muy deteriorada y hace algún contacto con las paredes, el yeso de la caja en la que está metido el enchufe o con otras partes del enchufe mismo. En ese caso una pequeña parte de la corriente eléctrica se deriva por ese contacto. Para que os hagais una idea, os comento que la corriente eléctrica necesita un circuito por el que transcurrir. Eso quiere decir que la corriente entra por una cable y sale por otro (es un poco más complicado pero por simplificar…). En el caso de que haya una derivación, la corriente entra por una cable pero una pequeña parte se va por la derivación y no vuelve por el otro cable y eso precisamente es lo que detecta el interruptor diferencial, la diferencia de intensidades entre el cable de entrada y el de salida (entre la fase y el neutro por ser exacto) y, en el momento en que ésta es superior a un cierto umbral (normalmente 30 mA), el diferencial interrumpe la corriente.

Si ha observado que el salto del diferencial se produce más habitualmente cuando llueve o después de poner una lavadora, etc. es muy posible que el problema este relacionado con la humedad que haya en ese momento. Un conductor que este tocando, por ejemplo, la pared por tener el aislamiento mal o estar descascarillado no conduce en seco pero empieza a conducir un poco cuando está húmedo.

Esto también es lo que ocurriría si una persona toca un cable con corriente eléctrica. La corriente pasa del cable a la persona recorre su cuerpo y sale por cualquier punto con el que tengamos contacto, como por ejemplo los pies. En ese caso el diferencial salta y nos puede salvar incluso de una muerte por electrocución. Éste es el motivo fundamental de la presencia de diferenciales en las viviendas, para evitar que los accidentes con corriente eléctrica sean de gravedad.

Volviendo al tema que nos ocupa, en otras ocasiones la derivación puede encontrarse en los aparatos eléctricos de la casa, como por ejemplo los electrodomésticos. En este caso, un aparato que tenga internamente una derivación, transferirá dicha corriente a la toma de tierra y de nuevo la corriente de entrada que detecta el diferencial será diferente a la de salida y se producirá el disparo.

Hay que tener en cuenta que en este caso probablemente se esta consumiendo electricidad a través de la derivación con lo que podemos encontrarnos con una factura de la luz más elevada. Aunque la derivación en un diferencial funcionando normalmente no puede ser mayor a 30 miliamperios, lo que significa una corriente bastante pequeña, mi experiencia es que en viviendas antiguas se une la existencia una o varias derivaciones con diferenciales que no funcionan bien por lo que en algunos casos me he encontrado con facturas de la luz considerables.

Para diagnosticar este caso, los electricistas utilizamos lo que se denomina una “pinza de corrientes de fuga.

Esta pinza funciona como el diferencial, cuando abraza los dos cables que llevan la corriente eléctrica determina al diferencia de intensidades entre los dos cables y muestra si en esa línea se está produciendo una fuga. Siguiendo los cables desde el cuadro eléctrico hasta los enchufes o puntos de luz podemos determinar el punto en el que se está produciendo al derivación. El diagnóstico no es fácil, puede ser necesario destapar muchas cajas de registro de la casa para ir averiguando donde está la derivación. Se puede acortar la búsqueda teniendo en cuenta que la mayoría de las derivaciones se producen en los lugares húmedos de la casa, en la cocina y baños, en el exterior o en los electrodomésticos.

Caso 3: Algún aparato está introduciendo corrientes de alta frecuencia

Por último, en algunos casos el problema es que existen corrientes de alta frecuencia en el circuito eléctrico, normalmente producidas por aparatos electrónicos como ordenadores o cualquier otro que tenga una fuente de alimentación de baja calidad que no filtre dichos armónicos y los introduzca en la red. Los armónicos afectan al funcionamiento de los diferenciales y pueden conseguir que este salte. El diagnóstico en este caso se puede realizar mediante un “analizador de red” o “analizador de calidad de la energía eléctrica” pero que suele ser más complejo de utilizar que la pinza comentada anteriormente. En muchos casos el diagnóstico de esta situación se realiza por exclusión. Analizada la instalación, si descartamos los dos casos anteriores, deduciremos que el problema proviene de corrientes de alta frecuencia. Si se cuenta, como herramienta de diagnóstico, con una pinza como la anterior, que filtra corrientes de alta frecuencia podemos también diagnosticar que esta sea la causa del disparo. Por otra parte, si en una vivienda hay gran cantidad de aparatos electrónicos o bien varios vecinos de una misma comunidad está sufriendo el mismo problema éste puede ser el caso.

Existen en el mercado diferenciales que no se ven afectados por este caso, son los denominados “superinmunizados” o “SI” que son inmunes a las corrientes de alta frecuencia. Son relativamente caros (alrededor de 150 euros o más frente a los 30 de un diferencial normal) pero son la solución a muchos de los problemas de disparo de diferenciales. Simplemente se sustituye el diferencial actual por uno de ellos y los problemas de cortes de luz desaparecen.

Por último comentar también que existen los diferenciales con rearme automático, que se reconectan después de unos minutos de tal forma que si no estamos en la vivienda, por ejemplo, no se descongele la nevera. Estos diferenciales se utilizan frecuentemente en las casa de campo donde es importante que haya electricidad constantemente para que, por ejemplo, siga funcionando la alarma antirrobo.

Las derivaciones son una avería relativamente complicada que requieren estudio y paciencia. En algunos casos, analizando la avería, se podrá encontrar el problema pero en muchos otros será necesario contar con un electricista con experiencia en este tipo de situaciones.

Contáctenos

Rellene el siguiente formulario de contacto y háganoslo llegar

Nos pondremos en contacto con usted lo antes posible